Marina Abramovic

Serbia

Marina Abramovic (Yugoslavia, 1946) es, sin lugar a dudas, una de las artistas más influyentes y originales de nuestro tiempo. Desde los inicios de su carrera en Yugoslavia a principios de la década de 1970, donde asistía a la Academia de Bellas Artes de Belgrado, Abramovic fue pionera en el uso del performance como una forma de arte visual. El cuerpo siempre ha sido su tema y su medio de expresión. Al explorar los límites físicos y mentales de su propio ser, ha tolerado el dolor, el agotamiento y el peligro en la búsqueda de una transformación emocional y espiritual. Abramovic se interesa por crear obras que ritualicen las acciones simples de la vida diaria, como recostarse, sentarse, soñar y pensar; de hecho, le interesa la manifestación de un estado mental único. Como miembro de la generación de los artistas pioneros del performance, entre los que están Bruce Nauman, Vito Acconci y Chris Burden, Abramovic creó algunas de las primeras piezas de performance más históricas, y es la única persona dedicada al arte que aún realiza obras importantes de duración extensa. De 1975 a 1988, Abramovic y el artista alemán Ulay actuaron juntos abordando las relaciones de la dualidad. Después de separarse, Abramovic regresó a las actuaciones individuales en 1989. Ha mostrado su obra con actuaciones, sonido, fotografía, video, escultura y Transitory Objects for Human and Non Human Use en presentaciones individuales en instituciones destacadas de Estados Unidos y Europa, entre ellas el Stedelijk Van Abbemuseum, Eindhoven, Holanda (1985); el Musée National d’Art Moderne, Centre Georges Pompidou, París (1990); Neue Nationalgalerie, Berlín (1993); y el Museum of Modern Art, Oxford (1995). Su obra también ha formado parte de numerosas exposiciones internacionales a gran escala, como la Bienal de Venecia (1976 y 1977) y Documenta VI, VII y IX (Kassel, Alemania, 1977, 1982 y 1992). En 1995 presentó su exposición ambulante Objects Performance Video Sound en el Museum of Modern Art de Oxford; The Irish Museum of Modern Art (IMMA), Dublín; y en la Fruitmarket Gallery, Edimburgo. En 1998 su presentación The Artist Body-Public Body recorrió diversas salas, entre ellas el Kunstmuseum y la Grosse Hall en Berna, y La Gallera en Valencia. En 2000 presentó una extensa exhibición individual en Kunstverin, Hannover. En 2002 participó en la exposición Berlín-Moscú que recorrió diversas salas desde Martin Gropius-Bau de Berlín hasta el Museo Histórico del Estado de Moscú. En 2004 Abramovic también expuso en la Bienal Whitney de Nueva York, y además realizó un recorrido individual que mostró The Star en el Maruame Museum of Contemporary Art y en el Komamoto Museum of Contemporary Art, Japón.

Marina Abramovic ha impartido cursos y conferencias en Europa y Estados Unidos, en instituciones como Hoschule fur Bilende Kunste, Hamburgo y Beaux Arts, París. En 1994 fue nombrada profesora de Arte del Performance en Hoschule fur Bilende, donde enseñó durante siete años. En 2004 el Art Institute de Chicago le otorgó el doctorado honoris causa. En noviembre de 2004 impartió conferencias y pláticas en Columbia College de Chicago, en University of Minnesota y en New York University. Recibió el León de Oro para el Mejor Artista en la Bienal de Venecia de 1997 por su extraordinaria instalación/performance con video denominada Balkan Baroque y en 2003 recibió el Bessie por The House with the Ocean View, un performance de 12 días en la Sean Kelly Gallery de Nueva York. En 2005 presentó un performance/instalación denominado Seven Easy Pieces para el museo Guggenheim de Nueva York. En el 2010 Abramovic llevó a cabo el The Artist Is Present, una pieza silenciosa estática en la que se sentó inmóvil en el atrio del museo durante 736 horas y 30 minutos, mientras que los espectadores fueron invitados a sentarse frente a ella. El artista Ulay hizo una aparición sorpresa en la noche de apertura del espectáculo. Su trabajo aparece en numerosas colecciones públicas importantes en todo el mundo.